Cómo adaptar tus servicios a la venta online

23.03.2020

Fuente: infoautonomos.com - Por: Laura Ribas

Vender tus servicios en internet

A la hora de plantearte vender tus servicios o productos online debes tener en cuenta que se trata de otro lenguaje y formato, por lo que tu servicio debe ser "vendible" por internet. Es decir, quizás debas vender tu servicio de otra manera, adaptándolo al medio.

Si vendes productos

Si tu empresa vende productos - por ejemplo, una tienda de ropa, artesanía, etc. - plantéate crear tu propia tienda e-commerce.

Si vendes servicios

En cambio, si lo que vendes son servicios, debes pensar en paquetes de servicios. Y la mejor manera de crear estos paquetes es escuchando a tus clientes y las preguntas que te hacen. ¿Cuáles son sus dudas más frecuentes? ¿Qué solución podrías crear de la que ya existe una demanda?

Se trata de crear un producto a medida de tu cliente y sus necesidades para garantizar al máximo la venta.

La gran ventaja de crear servicios online es que son tremendamente escalables, pero para que realmente lo sean debes diseñarlos de manera que no precisen demasiado de tu intervención.

A continuación voy a darte algunos ejemplos de cómo adaptar tus servicios al canal online.

Productos digitales

Mira qué servicios ofreces y piensa en maneras de digitalizarlos. Las opciones son varias, desde un ebook hasta un pack de 5 sesiones.

Programas

Esta opción puede interesar a profesionales como psicólogos, naturópatas, coaches, escritores, periodistas, docentes en general, etc.

Por ejemplo, un periodista puede crear un programa digital con audios, pdfs y/o vídeos. Podría tratarte de un programa donde enseñara "Cómo hacer comunicados de prensa para conseguir reportajes y entrevistas" en medios de comunicación.

Un nutricionista podría crear un programa de "Cómo tener una vida sana y equilibrada en 5 semanas".

Un psicólogo o coach podría crear un programa de "Cómo tratar a tu hijo adolescente".

Las adaptaciones son infinitas y en todos estos ejemplos, el contenido puede estar compuesto por vídeos y audios acompañados de pdf's y hojas de ejercicios.

Resultado: un producto que cubre la demanda de tus clientes sin que requiera de tu presencia y que puede ser vendido una y otra vez.

Cursos online

Si lo que quieres es crear un curso o ya impartes una formación, empieza a considerar el potencial de adaptarlo al formato online. No sólo será más cómodo para ti, sino que podrás inscribir a más personas y, por tanto, ganar más dinero de un mismo contenido.

El material sigue siendo pdf's, audios o vídeos. Puedes entregarlo cada semana configurando un autoresponder en tu plataforma de email marketing (o mandarlo manualmente tú mismo, aunque es más engorroso) o puedes crear una web privada donde la gente ha de pagar y estar registrada para acceder al contenido.

Y si quieres que la gente tenga acceso a ti, puedes acompañar el curso con webinars, teleconferencias o llamadas por Skype o Zoom concertadas.

Diversifica tus fuentes de ingreso

Aunque vender tus servicios online significa que puedes vender las 24 horas del día, los 7 días de la semana sin estar al pie del cañón todo este tiempo, es muy importante no apostar todo a una sola carta y diversificar tus servicios y fuentes de ingreso.

Tener tu canal de venta online debe complementar tus otros servicios. Junto a tus cursos o programas, puedes seguir ofreciendo tus servicios de consultoría o tus clases presenciales.

La correlación de los productos

La persona que tiene más probabilidades de comprarte es aquella que ya te ha comprado. Así que si diseñas los productos y servicios de manera que cada uno sea el paso siguiente al anterior, estarás haciendo tu embudo de ventas mucho más eficaz. Para ello, ten en cuenta las fases por las que pasa tu cliente y crea productos y soluciones para todas esas fases.

Como ves, adaptar tus servicios al canal online no es tan complicado como parece. No te cierres de antemano a esta posibilidad porque puede ser un punto de inflexión para tu negocio. Antes de poner excusas, piensa en las posibilidades y en cómo lo podrías adaptar.

Quizás vendes piscinas industriales y el modelo no te funciona ¡claro! Pero si no es el caso, considera la posibilidad de crear nuevos canales de venta online.